Diabetes Mellitus Tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica, es decir que sus síntomas pueden ser visibles y, si se la controla, no necesariamente ser letales, pero que es una enfermedad que acompañará al sujeto durante toda su vida. La diabetes mellitus tipo 2 se presenta como un síndrome metabólico, lo cual quiere decir que tiene un conjunto de síntomas y causas específicos de esta enfermedad y que la caracterizan como tal, ya sea la poliuria, la polidipsia, entre otros que se explicarán en otros apartados, y que se presentan permanentemente a partir de una de las causas que en este caso son adquiridas por el paciente a través de factores genéticos y principalmente por hábitos alimenticios deficientes así como falta de actividad física. La hiperglicemia es la principal consecuencia de la diabetes tipo 2 y se define como una condición del organismo en la cual la sangre tiene un nivel muy alto de glucosa lo cual podría desencadenar otros síntomas agudos y colaterales como puede ser una afección a la retina, daño renal e incluso daño neurológico, además de fallos cardíacos o fallos vasculares puesto que afecta a las arterias mayores. Lamentablemente también los diabéticos tipo 2 ven su expectativa de vida reducida, pero esto se puede mejorar al implementar buenos hábitos alimenticios y nutritivos, al mismo tiempo que se empieza a tener una dieta balanceada recetada por un médico especializado en nutrición.

Diabetes Mellitus Tipo 2

Diabetes Mellitus Tipo 2

En la actualidad, la diabetes mellitus tipo 2 se le conoce también como diabetes del adulto porque diagnostica más en personas adultas y más aún en adultos mayores, pero se ha encontrado nuevos casos en niños y la cantidad de este tipo de diagnósticos sigue en aumento. A pesar de esto, no siempre se puede encontrar con un diagnóstico oportuno debido a que la sintomatología de la diabetes mellitus tipo 2 es bastante leve y se necesitan varios exámenes clínicos para dar con un diagnóstico diferencial adecuado. Sin embargo, a diferencia de la diabetes mellitus tipo 1, este tipo de diabetes 2 no necesariamente tiene que depender de la insulina puesto que no se trata de una falla en el organismo sino de un desarrollo de la enfermedad como un trastorno en la forma como el cuerpo humano procesa y pone en acción a los carbohidratos como fuente de energía.

Diabetes Mellitus Tipo 2

En una persona sana y normal, la insulina es una hormona que se produce a partir de las células beta del páncreas para ayudar a los tejidos para que absorban los azúcares o glucosa que se encuentra en la sangre y recorre el cuerpo para dar energía. Sin embargo cuando hay una deficiencia de la hormona insulina, los tejidos no son capaces de absorber esta energía necesaria que se encuentra en la glucosa y necesitan otra fuente para funcionar. Para distinguir la diabetes tipo 1 de la tipo 2 se puede mencionar que en la diabetes tipo 1 es el sistema inmunitario el cual no permite la producción de insulina, mientras que en la diabetes mellitus tipo 2 son los tejidos los cuales no responden a la presencia de insulina que se manifiesta de manera normal en cuanto a las cantidades disponibles y por lo tanto no son capaces de tomar la glucosa de la sangre, que queda acumulada en el cuerpo y ocasionalmente eliminada por la orina que adquiere un sabor dulce, sin embargo no siempre se logra eliminar la glucosa del cuerpo completamente. Lo que sucede en el cuerpo luego de esto es que el páncreas empezará a producir más insulina para tratar de abastecer la deficiencia de respuesta ante la misma para luego disminuir esta producción de la hormona y se produce la hiperglicemia o nivel alto de glucosa en la sangre.

Esta resistencia a la insulina se debe a un problema que afecta al como el cuerpo humano metaboliza a los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas que se ingieren, mientras que al mismo tiempo que se presenta una deficiencia para la producción de insulina de manera parcial o total. Por eso más arriba se hablaba de un síndrome porque no solo se presenta con la hiperglucemia, sino que da como resultado un cuadro clínico con una sintomatología compleja que inicialmente puede ser leve pero poco a poco se agrava y el diagnóstico oportuno se dificulta porque los diabéticos tipo 2 no presentan los síntomas de manera visible hasta que se ha agravado su situación y tomando en cuenta que la diabetes mellitus tipo 2 comprende del noventa porciento del total de los casos de diabetes en el mundo. Esto termina nuestra discusión de Diabetes Mellitus Tipo 2.

Crédito de la imagen